Revista Bonvivant | Sabores mundialistas
2144
post-template-default,single,single-post,postid-2144,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.7, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,fade_push_text_top,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Sabores mundialistas

Sabores mundialistas

El evento futbolístico que paraliza al planeta cada cuatro años, la Copa del Mundo, es esperado con ansias en Rusia que además contará con una gran oportunidad para presentar su gastronomía a los millones de turistas que pisarán la tierra del mundial, completamente eufóricos y llenos de pasión por el fútbol, pero con los paladares expectantes de conocer nuevas experiencias culinarias.

Siendo un país realmente gigantesco, Rusia cuenta con una multiculturalidad importantísima, por lo que su gastronomía es sumamente variada y depende de la región. La base de su cocina suele anclarse en bases rurales o campesinas, en las cuales predomina el ya conocido clima frío ruso, por lo que existen por sobre todo una gran cantidad de platos que incluyen pescado, cerdo, aver, caviar, hongos y miel. Los cultivos como el centeno, el trigo, la cebada y el mijo se suelen utilizar para pasteles, cereales y panes, así como también para la cerveza y el vodka.

Para comenzar repasando algunos de los platos más destacados de la gastronomía rusa debemos empezar por el «Pelmeni», un capeleti hecho de una masa hervida fina y que se rellena con diferentes tipos de ingredientes tales como carnes, hongos y también verduras. Es un platillo sumamente común en Rusia debido a la facilidad para mantenerlo en el congelador y posteriormente cocinarlo, ya que solo basta con lanzar la comida al agua hirviendo.

En cuanto a sopas se destaca el Borsht o sopa de remolacha, que tiene la virtud de poder ser servida tanto caliente como fría. Esta verdura es un cultivo tradicional del país desde hace ya varios años, por lo que casi todos los menús contienen este platillo incluido. A la vez, este puede ser modificado agregándole papas, repollo o eneldo. Ya en cuanto a platos más sólidos que pueden ser opción para un postre podemos nombrar al Blini, un panqueque de harina de trigo enrollado y rellenado con dulce.

Un pastel de pescado suena como algo bastante exótico y en Rusia a esto lo llaman Kulebyaka, generalmente preparado con salmón aunque también con espinazo de esturión de manera más tradicional. Se lo puede rellenar también con arroz y vegetales y dentro de la denominación entra toda una variedad de pasteles tanto individuales como con manteca.

Los burritos son históricamente mexicanos pero al parecer Rusia quiere demostrar a los fanáticos del la selección azteca que llegaran para ver el Mundial que pueden hacerles competencia. El Golubtsy es básicamente un burrito que se encuentra relleno con hojas de repollo y albóndigas, por lo que se asemeja mucho a un pan de carne y suele ser bañado con salsa de tomate.

No importa en que país uno se encuentre, el pollo es un manjar en cualquier rincón del globo terráqueo y existen miles de formas de prepararlo. Rusia también tiene la suya y la llaman Pollo Tabaka, un pollo abierto en mariposa, aplastado y frito debajo de un ladrillo. En los tiempos de la Unión Soviética fue un plato muy querido debido a que era como traer la hoz y al martillo a la cocina. Luego de abrir el ave en mariposa se lo debe golpear hasta dejarlo chato, posteriormente se lo lanza a una sartén profunda para fritarlo con un ladrillo encima.

El Pirozhki es uno de los platillos que cuenta con una cantidad de sabores bastante interesante, además del hecho de que puede servirse horneado o frito. Estas bolsitas de masa pueden ser rellenadas por ingredientes tanto dulces como salados, algunos lo hacen con frutas y otros con carnes pero en cualquier caso el resultado es siempre el mismo: exquisito.

Hemos escuchado miles de veces hablar de famosa «ensalda rusa», pues para terminar tenemos la Salad Olivier, hecha con palitos de carne, huevos y vegetales, todo con un aderezo de mayonesa. En cualquier menú ruso del mundo esta ensalada es una comida fija, aunque curiosamente es creación de un belga que en el Siglo XIX trabaja en un restaurante de Moscú.