Revista Bonvivant | Drive de Cartier extraplano
2349
post-template-default,single,single-post,postid-2349,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.7, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,fade_push_text_top,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Drive de Cartier extraplano

Drive de Cartier extraplano

Un refinamiento extremo: diseñado para ceñirse en la muñeca y deslizarse discretamente bajo la manga de la camisa o un esmoquin. El reloj para los hombres decididos, independientes, que se ajusta tanto para la vida casual como para la sofisticación de la etiqueta.
Este reloj es muy sobrio y elegante, hasta un 40 % más plano que el modelo original. Su caja con forma de cojín, mide solo 7 mm de espesor, va equipado con una correa de caimán. Su esfera satinada con efecto rayos de sol es 100 % Cartier. Satinada con decoración soleil, tiene los números romanos y las agujas azuladas y queda totalmente protegida por un cristal de zafiro extraplano.
Cartier lo presenta como “el reloj de hombre para la noche”, una joya que se equipa con un movimiento automático de cuerda manual, calibre 430 MC. Se encuentra disponible en oro rosa, y en una edición limitada de 200 piezas en oro blanco.
El reloj Drive de Cartier está disponible en versión de Alta Relojería, certificado con el «Poinçon de Genève», equipado con el tourbillon volante 9452 MC.